Ya pasaron 125 años desde la publicación de “Estudio en Escarlata”, en la cual hacía su primera aparición Sherlock Holmes, el personaje de ficción más famoso del planeta. Los logros del gran detective no sólo incluye haber vencido a su archienemigo Moriarty, sino que incluso venció a su propio autor Sir Arthur Conan Doyle, cuando éste no quería escribir más novelas de su célebre personaje  y tuvo que seguir haciéndolo por presión de los lectores.

Si bien Sherlock Holmes nunca estuvo totalmente olvidado, en los últimos años goza de una renaciente fama, protagonizando éxitos en el cine, en la televisión, en los videojuegos, en animé, en comics, en teatro y, por supuesto, en libros. Los personajes creados por Conan Doyle son tierra fértil para la imaginación, ya que en las nuevas historias son trasladados a la pleno siglo XXI, investigan sucesos paranormales, se conviertien en personajes de acción a lo James Bond, viven en Nueva York o persiguen a Jack el Destripador, entre otras tantas cosas.

Dos de los productos que más exito tienen son la la serie Sherlock de la BBC inglesa y las dos películas estadounidenses tituladas Holmes. Como curiosidad, y al revés de lo que pueda suponerse, tradicionalmente en Inglaterra los fans del mítico detective son llamados “holmesianos”  y, en Estados Unidos, “sherlockianos”.

La serie Sherlock, del talentoso Steve Moffat, ha traído al detective a los tiempos actuales, en lugar es ambientarse en la Era Victoriana. Lejos de perder la esencia, mantiene todos los ingredientes más importantes de sus aventuras, como así también la caracterización de todos los personajes. La ambientación en los años actuales no sólo implica la utilización de los últimos avances tecnología y la ciencia, sino que también se permiten jugar y burlarse con la supuesta relación amorosa de Holmes y Watson y con que el personaje de Irene Adler sea nada más ni nada menos que una dominatrix. En lugar de escribir un diario, ahora el Dr. Watson escribe un blog; en lugar de fumar cigarrillos, Sherlock usa parches de nicotina (esto es debido a la estricta legalización inglesa sobre personas fumando en televisión). Otro de los grandes y tantos aciertos de la serie fue dar mayor protagonismo a tres personajes que en las obras originales aparecieron muy poco: Lestrade, Mycroft y Moriarty.

Los más fans del canon encontraran contínuos guiños y referencias a las obras de Doyle, como así también pequeñas difencias que insertan los guionistas adrede jugando con el espectador: los más destacados son la confusión del escrito de la primera víctima, quien en la novela había “Rache” (“venganza” en alemán) y Sherlock Holmes se burlaba de Scotland Yard porque estos pensaban que quería escribir “Rachel”, y ahora en la serie ocurre lo contrario; otra de las diferencias en que en la novela “El Sabueso de los Barkesville” las luces en código Morse tenían un significado, mientras que en la serie son sólo luces ocasianadas en los vehículos de parejas que tienen relaciones. No por nada los títulos como “Estudio en Escarlata” y “Escándalo en Rosa”, son cambiados por otros como “Estudio en Rosa” o “Escándalo en Belgravia”.

De las películas tituladas Holmes sólo vi la primera.Ninguna está inspirada en las tramas de Conan Doyle, y los personajes están totalmente desdibujados y sólo parecen mantener el nombre. Si bien es una producción muy cuidada en cuanto a los detalles técnicos y los efectos especiales, se nota demasiado que los realizadores no leyeron nunca una historia original de Sherlock Holmes. Gastaron fortunas en la reconstrucción de los edificios victorianos para su posterior destrucción, pero les faltó dinero para contratar a alguien competente que se encargara del guión. Otro de los puntos en contra es que Moriarty es mencionado a lo largo de la primer película sólo como burda maniobra para promocionar la secuela, no aportando anda a la trama. En sus discusiones, Holmes y Watson parecen más House y Wilson que otra cosa. La películas en lugar de titularse Holmes, debieron haberse llamado Bond en la Era Victoriana.

Viendo el éxito de audiencia de la serie inglesa y de las películas, la cadena estadounidense CBS piensa en hacer negocio con una serie llamada Elementary, con Sherlock Holmes (Jonny Lee Miller) viviendo en Nueva York en la época actual. Al ver que a la BBC no le gustó nada la idea, quisieron marcar la difrencia y decidieron que Watson sea una mujer, interpretada por Lucy Liu. Por ahora, esta serie huele a fracaso tanto en crítica como en audiencia. Ojalá me equivoque y salga algo bueno de este proyecto, pero en verdad lo dudo.

La popularidad de Sherlcok Holmes ya fue utilizada muchas veces en series yankis. El caso más conocido es el de la serie House MD, donde dicho personaje ha sido creado en base al gran detective (dotes deductivas, comportamiento antisocial, adicción a las drogas, etc.) y su amigo el Dr. James Wilson es una adaptación del Dr. John Watson. Otros ejemplos son: en un episodio especial de Halloween de The Simpsons, Lisa es Sherlock Holmes y Bart es el Dr. Watson; en la sitcom Parks and Recreation, el innecesario Chris se disfraza del maestro de detectives; en la serie CSI, en un episodio “¿Quién mató a Sherlock?” hacen un interesante homenaje y parodia de un grupo de fanáticos sherlockianos que se visten como en la época victoriana.

Uno los mejores homenajes a Conan Doyle y el espíritu deductivo y aventurero de sus obras, es el manga y animé japonés Detective Conan. Ya el propio título de la obra es toda una declaración de inteciones, y en su episodio piloto hace una contínua referencia directa a Sherlock Holmes, como así también en su película Detective Conan: El Fantasma de Baker Street. Conan mantiene muy bien la esencia de Sherlock, haciendo en cada episodio constantes deducciones a través de observaciones directas y del pensamiento lógico.

En argentina, una fanático declarado de los novelas de detectives es Damian Szifrón, quien en un episodio de Los Simuladores titulado “Fin de Semana de Descanso”, homenajea al personaje de Conan Doyle varias veces a través de Mario Santos (quien se viste con la gorra cazadora, lee Estudio en Escarlata, logra mostrarse sólo con su silueta fumando y resuelve un homicidio). Además, dicho episodio está inspirado, tanto en la trama como en la resolución general, en un cuento publicado en “Miss MArple y Trece Problemas”  Agatha Christie. Szifrón también desmotró su amor hacia el género detectivescos en su otra serie exitosa: Hermanos y Detectives

“El Caso del Secretario Italiano” es un libro escrito por Caleb Carr sobre Sherlock Holmes persiguiendo fantasmas y no me gustó para nada. Además de ese libro, hay muchos otros nuevos de distintos autores que cuentan nuevas historias de Sherlock y Watson, incluso hay uno en el que persiguen a Jack el Destripador. Por mi parte, pienso volver a releer todo el canon original (56 relatos cortos y 4 novelas), antes que volver a caer en la tentación de comprar estos best-seller temporales.

Para concluir, les dejo unas palabras de Jorge Luis Borges sobre el gran detective: “Pensar de tarde en tarde en Sherlock Holmes es una de las buenas costumbres que nos quedan. La muerte y la siesta son otras. También es nuestra suerte convalecer en un jardín o mirar la luna.”

»

  1. Un post genial enhorabuena!!

    Destacar el poco acierto de la factoría USA en realizar una adaptación de Sherlock (BBC) tan rápido, y ya alucinando con la designación de la actriz Lucy Liu como personaje de Watson…sin palabras.

    Detective Conan, de dibujos, para niños, pero una gran serie.

    Saludos

  2. [...] También cuenta con un episodio especial que no sigue el esquema del resto de la serie, en donde van de viaje para descansar pero terminan resolviendo un caso de homicidio, el cual ya comenté en el post anterior sobre Sherlock Holmes. [...]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s